single image
NACIONAL

EL PELIGRO DEL FASCISMO COMIENZA A HACERSE LATENTE EN ESPAÑA

El discurso xenófobo y racista de VOX empieza a dar muestra del peligro de la formación de extrema derecha en el panorama político y en la sociedad española.

 La formación liderada por Santiago Abascal nunca ha escondido sus ideas y, a decir verdad, en pocas ocasiones han tenido la necesidad de maquillarlas o esconderlas. Se sienten cómodos en su empeño de generar odio y reabrir debates que hasta hace poco estaban cerrados.

Los últimos comicios electorales les han otorgado 52 diputados en el Congreso, lo que conlleva una vicepresidencia en la mesa de la Cámara, que afortunadamente no han sido dos gracias a su extrema ambición y falta de entendimiento con el Partido Popular.

Los de Abascal, Monasterio y Smith estarán muy presentes en la actividad política española durante los próximos cuatro años, poniendo en entredicho muchos aspectos de sentido común ya superados y complicando enormemente el desarrollo de las políticas sociales y progresistas que pretenda llevar a cabo el previsible futuro gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos.

Lo más preocupante, al menos para un servidor, es que el discurso cargado de ideas xenófobas, racistas y, por qué no decirlo, fascistas de VOX está empezando a calar en una parte de la sociedad española, con el peligro que esto conlleva.

Los ataques verbales y los actos promovidos en contra de determinadas personas y colectivos y la negación de problemas perfectamente tangibles e identificados — véase violencia de género, discriminación sexual o cambio climático — se están arraigando en determinados sectores de la población. Las concentraciones en contra de los centros de menores no acompañados, reventar actos en contra de la violencia de género o negar el cambio climático son algunos ejemplos del peligro de este partido de ultra derecha.

Estas arengas populistas basadas en la creación de problemas inexistentes atribuidos a ciertas minorías tienen fácil calado en la sociedad. Poco importa si lo que se dice carece de veracidad.

En los últimos días se han sucedido los actos vandálicos en contra de algunos colectivos, sobre todo organizaciones feministas y LGTBI, pero lo que ha ocurrido durante esta mañana en Hortaleza es digno de mención especial.

En un centro de menores no acompañados de este barrio madrileño, los TEDAX han detonado un artefacto situado en el patio del centro en un paquete sospechoso. El contenido de dicho paquete era una granada de entrenamiento que ha obligado a desalojar las instalaciones. Este acto es un claro ejemplo de que el odio que inunda los sermones de VOX se está trasladando a las calles.

Hay que ser extremadamente cobarde y oportunista para arremeter contra menores que se encuentran solos en un país que no es el suyo, en muchas ocasiones con un idioma y cultura diferentes. Resulta difícil imaginar la situación que esos menores están atravesando, y más aún la que vivían en sus países de origen y que les obligó a emigrar.

Situaciones como éstas catalogan por sí sola la extrema vileza de los líderes de este partido fascista. Estos mismo líderes achacan a los “progres” su falta de compromiso con España y acusan a la izquierda de avergonzarse de ser españoles.

Lo que realmente me avergüenza como español es compartir patria con estos infames e impresentables.

You may like

Load More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: